Chat De Adultos

Ana Palma on Twitter: 'cual te gusta mas 1 o 2 ? 💙  https://t.co/O5mA1lPOSc' / Twitter

Karol G posa totalmente desnuda desde la cama: "Qué rico que estuvieras aquí"

Me desaté por fin de la pesadilla como el ilusionista que deshace sus ligaduras de momia y sale del cofre blindado. Pero llevo todavía en el cuello las huellas mortales que me dejaron las manos de mi rival. Y en la conciencia, la certidumbre de que sólo disfruto una tregua, el remordimiento de haber ganado un episodio banal en la batalla irremisiblemente perdida. Y Barrabás quedó en silencio por un momento como si las palabras se le hubiesen despeñado en un abismo. El hombre quedó en silencio un rato como ordenando sus ideas y luego prosiguió en su conversación con la lentitud de quien va sembrando. Y le corría las manos, como modelándolo por todo el contorno de la figura.
  • Otras veces nos sorprendía la mancha oscura del vino que parecía agrandarse en el aire mientras la sostenía el cristal de la copa.
  • O, mejor dicho, no se presentó a cobrar, porque no le convenía que yo le pagara; porque no andaba tras de su dinero, sino de mi casa.
  • —¿Qué el Banco no podrá hacer nada por este muchacho?
  • El paisaje había cambiado en esas décadas, pero al dar la última curva de la colina apareció la villa tal como la recordaba antes de que su pandilla la tomara por asalto.
  • El dinero, huelga decir, era suyo, pero prefirió hacer un teatrito y hasta me presentó a un señor que según él era quien iba a financiar la operación.
Ana Palma on Twitter: 'cual te gusta mas 1 o 2 ? 💙  https://t.co/O5mA1lPOSc' / Twitter

Luis había entrado tímidamente una tarde. Llegó el verano, su primer verano de casada. Nuevas ocupaciones impidieron a Luis ofrecerle el viaje prometido. —Este verano te llevaré a Europa y como allá es invierno podrás ver nevar. Pero —era curioso— apenas pasaba a su cuarto de vestir, su tristeza se disipaba como por encanto.

Cuento breve de Leopoldo Lugones: El espíritu nuevo

Iba jugando con la llave, ajeno a su desdicha. Sus pantalones de franela y su sacosportle daban una elegancia infantil y americana. Los dos hombres se miraron consternados.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta